Historia del Palet

Un palet es una superficie o plataforma horizontal que se emplea para almacenar, transportar y distribuir mercancías, como cargas en general.

Los palets mas usados son los de madera, son económicos, resistentes, se pueden reparar y se pueden reciclar, también se fabrican palets de plástico, cartón, conglomerado y metal entre otros.

Permiten la manipulación y distribución de la mercancía hasta el destino final, en condiciones óptimas y con el mínimo esfuerzo. La globalización económica hace que el comercio sea cada día mayor y ha convertido al palet en un elemento imprescindible para la distribución de productos, es impensable funcionar sin los palets.

El uso de productos paletizados comenzó durante la 2ª guerra mundial, para el envío de materiales militares, como armas, alimentos, etc. de forma rápida y eficaz de un sitio a otro.

Sin embargo, la primera patente de palets data del año 1924, desarrollada por un ciudadano estadounidense. Más tarde, durante la década de los años 30, su uso se hizo popular gracias a las facilidades para transportar mercancías y su gran funcionalidad, compatible con la maquinaria existente. En 1939, Carl Clark diseñó un palet que se asemeja bastante a los que se han estandarizado hoy en día.

En la actualidad, el palet de madera representa entre el 90% y el 95% del mercado de palets.

Existe, una normativa internacional ISPM-15, que obliga a tratar la madera que se destina a exportación en muchos países, pero no en todos. Hay una lista de los países que exigen este tratamiento antibacteriano, que en España publica y actualiza el Ministerio de Agricultura. El palet puede perder su hegemonía en los transportes intercontinentales, ya que sólo existe una forma de tratamiento, que no es sencilla de aplicar para grandes volúmenes:

  • Aplicar calor hasta al menos 56º C de temperatura durante 30 minutos.
  • Fumigación mediante bromuro metílico ( prohibido en muchos países).

El símbolo IPPC: Es el símbolo de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), En inglés, International Plant Protection Convertion (IPPC).

Si encontramos un palet con esta marca acreditadora, sabemos que se le ha realizado el tratamiento NIMF-15.

En la actualidad, existe una tendencia que se está llevando a cabo desde hace unos años de crear muebles con palets. Otra forma de reciclar el palet, mediante la reutilización de este material para reconvertirlo en mueble u objeto decorativo para amueblar y decorar la casa y exteriores. Genial idea, siempre y cuando el palet escogido haya terminado su vida útil y no compremos uno nuevo para este fín.

La paletización nos permite obtener importantes ahorros en los sistemas de distribución, las ventajas más importantes son:

  • Reducción de tiempo de las operaciones de carga y descarga, ya que se realizan menos manipulaciones en la mercancía.
  • Mejor aprovechamiento de los espacios de carga y vehículos. Optimización del espacio de almacenamiento al conseguir mayor altura de apilado.
  • Minimización del riesgo de roturas y pérdidas durante el transporte y la manipulación, al manejarse cargas con mayor peso y volumen, y reducirse el número total de manipulaciones.

En resumen se puede afirmar que una buena elección del tipo de palet asegura un buen destino final de la mercancía y una eficiente gestión en la distribución.

 

Deja un comentario